tarjetas revolving

Reclama YA

Si estás leyendo este post, seguramente tengas una tarjeta revolving, de la cual estás pagando cuotas todos los meses pero nunca termina. Es una deuda casi perpetua.

¿Qué son las Tarjetas Revolving?

Son como tarjetas de créditos destinadas al consumo para realizar compras o disponer en cualquier momento de efectivo, con un límite de crédito. Del capital dispuesto, tu eliges cuanto vas a pagar periódicamente, fijando una cuota fija o un porcentaje de la deuda que tienes pendiente de amortizar.

Existen varios motivos por el cual tengas una tarjeta revolving. Puede que tu banco te ofreciera la posibilidad de tener un tarjeta de crédito para disponer de efectivo (con intereses elevados) o que te la ofrecieran en un centro comercial regalándote viajes gratis etc.

¿Y como puedo ponerle fin?

Si se trata de una tarjeta revolving, la única forma de terminar es cancelando el contrato. Si te aplican una TAE (tasa anual equivalente) superior al 20%, se abre la posibilidad de terminar con el contrato y recuperar la cantidad demás pagada.

¿Qué puedo recuperar?

Se pueden dar dos casos posibles:

  1. Si has pagado más dinero de lo prestado: Reclamar judicialmente la cancelación del contrato (nulidad) y recuperar el capital que has pagado de más, sus intereses y comisiones.
  2. Si has pagado menos dinero de los prestado: Reclamar judicialmente la cancelación del contrato (nulidad) junto con la devolución de los comisiones e intereses pagados y pagar el capital pendiente de amortizar.

¿Estás pensando si realmente puedes reclamar?

Si tienes una tarjeta revolving, ponte en contacto con nosotros y realizaremos un estudio personalizado.

¿Qué documentación necesito?

    • El contrato realizado con la entidad.
    • El capital dispuesto desde la fecha.
    • El importe que pagas periódicamente (si tienes un importe fijo).

 

Te diremos en que situación te encuentras, las condiciones actuales del contrato y las posibilidades de cancelarlo.

Quiero reclamar

Compartir: